Buscar
  • Patricia Murphy Doyle

¿QUÉ ES EL NEUROMARKETING?


¿Cuántas veces entramos en un centro comercial y lo recorremos varias horas y, no nos damos cuenta de todo el tiempo que pasamos en él?


Los escaparates llenos de luces y la música agradable invitan a la compra.

Eso es Neuromarketing…


¿Neuromarketing?

Consiste en la aplicación de técnicas de las neurociencias en el ámbito del Marketing


¿Neurociencias?

Las neurociencias son un conjunto de disciplinas científicas que permiten dar respuestas a comportamientos humanos no explicados: ¿por qué compramos un determinado producto?, ¿cuál es el proceso de toma de decisiones? ¿Qué papel juegan las emociones en nuestro proceso de decisión de compra?


A través de estas respuestas podemos comprender cómo reacciona el cerebro por ejemplo, ante los estímulos de una campaña de marketing y, por lo tanto, el comportamiento de los consumidores que la vean.


El Neuromarketing tiene en cuenta los cinco sentidos: vista, oído, olfato, gusto y tacto. De esto se desprenden los tipos de neuromarketing


Neuromarketing visual: las imágenes son uno de los principales estímulos de las personas. Conocer las preferencias de color, imagen, tamaño o forma ayuda a diseñar un producto, servicio o mensaje más adecuado a lo que busca el consumidor. Por ejemplo; palabras como gratis, oferta, rebajas o carteles con precios a 0,99, también el uso de determinados colores (el verde para productos ecológicos) son algunas estrategias que utiliza el neuromarketing visual para influir en el proceso de decisión de compra.


Neuromarketing auditivo: luego de la vista el oído es el que proporciona al cerebro mayor información sobre el mundo exterior. En muchos locales se utiliza la música para influir positivamente en la compra y también para que el cliente permanezca más tiempo allí. Mientras que en las tiendas de ropa la música es rápida y animada, en los comercios para el hogar es más relajante.


Neuromarketing kinestésico: su objetivo es establecer las diferentes formas o maneras de seducir a los clientes por medio de los aromas, el gusto o el tacto. Las personas kinestésicas al percibir un aroma se comunican mejor, además su actitud hacia el consumo puede verse favorecida por el intercambio de un fuerte apretón de manos o por la temperatura agradable que haya en el local. Este tipo de Neuromarketing se usa en cafeterías (que ponen olor a café) o en tiendas de ropa que quieren remarcar su propio aroma para posicionarse como top of mind del cliente cuando la huelan.


Conocer las estrategias de Neuromarketing es importante para atraer a más clientes, fidelizarlos, aumentar las ventas, conocer los estímulos que más le impactan a los consumidores en una campaña publicitaria.


“Ya no basta con satisfacer a los clientes, ahora hay que dejarlos encantados” Philip Kotler.